La cantante Paty Cantú ofreció la tarde del domingo 28 de junio un viaje en el tiempo por su sensibilidad musical como parte del concepto de conciertos virtuales “Irrepetible”.

Pasaditas las 17:30 horas apareció Cantú en un pequeño foro generando una atmósfera de intimidad, para ofrecer poco más de hora y media de espectáculo cercano a la realidad.

Desde sus éxitos con Lu así como una muestra de su proyecto Antología, compartió la carismática Paty en paseo por un selecto y ágil set.

El vuelo sonoro arrancó con las rolas “Grita” y “Sé”, rápidamente prendiendo los ánimos de sus seguidores que bañaban el chat con muestras de cariño y emoticones alegres.

“Mi idea es que en estos tiempos cuando las cosas están complicadas podamos tener momentos bonitos, las canciones son máquinas del tiempo para mí. Queríamos hacer una experiencia cercana a lo que es un momento en vivo que es Irrepetible, producido y bien hecho”, comentó Paty al tiempo que proseguía con “Duele”.

Para la gala se acompañó instrumentalmente de los músicos y productores  Stefano Vieni así como Áureo Baqueiro​, mientras a ella se le veía con un blusa roja y chamarra oscura.

El acto tuvo cambios de escenario, provocando una sensación fresca con un entablado en un estilo bohemio y otro más rockero con guitarras como telón de fondo.

Fotos Cortesía: Sam Kerr

Entre esas ambientaciones Paty traía su celular para ir contestando y agradeciendo a su gente, que arremolinaba con cascadas de frases como: “¡te amamos!” y “¡maravilloso concierto!”.

A lo que la artista correspondía “¡yo también los amo!”, luego de escucharse temas como “Entre mis brazos” y “Por besarte”.

El romanticismo, la nostalgia y la melancolía caló con “Una confusión” y “La vida después de ti”, sin faltar “Piénsalo bien”.

Paty Cantú agradecía la entrega de sus fans y el apoyo de sus músicos, sentenciando la conclusión de su presentación cuando resonaron “Voy a llorar” y “Maldita estupidez”.

Con una sonrisa que cruzaba la pantalla, Paty Cantú salía en huida tras escena en tanto las luces se apagaban, dejando entonados a sus fanáticos que clamaban “¡otra, otra, otra!”, en los comentarios del chat, cuando caían las 19:25 horas de una noche “Irrepetible”.

Si te perdiste el concierto de Edith Márquez, aquí puedes leer nuestra reseña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Ponle sazón
instagram
sms
email
link